Una Tarde En El Museo, El Arte De Observar.


 Un saludo a todos mis lectores, antes que nada quisiera agradecerles a todos por su constancia y esmero al ayudarnos a crecer, nuestro proyecto ha alcanzado metas antes ilusorias, pero que hoy gracias a ustedes son un hecho.Hoy traemos algo nuevo y se nos suma al equipo SANGARRAFA una nueva escritora, su nombre es Linda Pineda, estudiante de comunicación social y fotógrafa por afición.

Medellín con otros ojos.

 
 
“Me redimo con este pequeño escrito, (o al menos eso espero) salió un día que me senté afuera del Museo de Antioquia. El Parque Berrio, ¡quién pensaría que allí hay tantos cuentos y personajes curiosos juntos!. Lo hago a manera de invitación, si alguien quiere ver la esencia  de la cotidianidad caótica de ese espacio de historia, solo es que se disponga a quedarse un buen rato sentado en aquella plazoleta y luego abra los sentidos para una constructiva visita al Museo. Pues, sin más, aquí les dejo mi experiencia plasmada.” Linda Pine.

Hay tanta gente, hasta de un solo ojo. En el Parque Berrio, la gente va y viene. Ves a un señor que vende correas, en el antebrazo   derecho exhibe más de diez y con el otro invita a la gente para que compre sus variados cinturones. Luego, ves a otro señor que vende sombreros, la única certeza que tiene es que sus sombreros aparecerán en las fotos que se toman los turistas al pie de los gordos, porque después de que los lucen, se los entregan así no más. En una banca, una pareja de novios se besa, y a su lado pero no tan cerca, una señora muestra la foto de ellos y de otros amantes que han estado sentados allí, dice: “a la orden la fotico, se le tiene en segundos… a la orden…” y si vez detenidamente cada cuatro metros o menos, hay una escena diferente. Pero mientras la gente cuida sus bolsos y camina rápido evitando los locos, ignoran que en frente, están siempre abiertas las puertas del Museo de Antioquia…

Estando dentro del Museo de Antioquia, el bullicio y toda la gente poco a poco se esfuman y estás rodeado de paredes blancas y el “silencio” camina por los pasillos. Pasillos llenos de pinturas, ellas le hacen antesala a las obras gordas del museo, aguardan ansiosas por contar su historia solo a un buen observador… ¿cuál silencio? ¡Todos los personajes hablan, viven! Nos traen  historias tan antiguas y sin imaginarnos traen con ellas respuestas a curiosidades, además de asombro, como cuando vez en una fotografía las calles de un bonito pueblito y te das cuenta que así eran las actualmente pobladas calles del Parque Berrio, o te enterneces viendo la inocencia de María Cano.  Hay que dejarse llevar de las peculiaridades, porque si afuera hay historias, adentro sí que más.

De mi volverán a saber, se los aseguro ;)….. Linda Pine.

Sin duda alguna son muchas las cosas que diariamente pasamos por alto, a veces solo hace falta concentrarse un momento y olvidar el ruido que ensordese nuestras mentes, para reconocer la belleza y armonía que tiene cada acto, cada momento, cada sonrisa, cada palabra; nuestra invitación de hoy es muy clara y sencilla, abran sus mentes hacia las pequeñas cosas y los pequeños detalles que nos rodean y nos maravillan con su existencia, a veces ni siquiera entendemos como algo tan sencillo como una tarde en el museo puede cambiar nuestro mundo, nuestras ideas y nuestra visión. Observar  es como soñar despierto, nos abre un camino hacia la genialidad y el equilibrio, anímate a observar, atrevete a observar, de seguro encontrarás cada vez más. Alvaro Cruz

Este Blog Apoya la Libertad De Expresión.

Este Blog Apoya la Libertad De Expresión.

Gracias por su atención, recuerden comentar el post, para hacerlo no tienen que crear ninguna tipo de cuentas o “logins”, su opinión es nuestro tesoro mas valioso, y si este artículo fue de su agrado, compártanlo con sus amigos y conocidos.

Muchas gracias por el apoyo, como dice nuestro lema “Un paso hacia el cambio, un mundo de todos.”, recuerden que son seres hermosos, completos y felices, les deseamos nuestras mejores intenciones, Hasta la próxima

About Sangarrafa

Aspirante a Filólogo, amante de las palabras, incrédulo, soñador y delirante.Literatura, mundo e ideas son lo que hoy me impulsan; los libros, la vida, la sociedad, la cultura , el amor y el desencanto me hablan y mi meta es responderles. Aún soy altruista y creo en causas perdidas, me encanta escribir y mi descanso es leer. Me interesan la escritura y creación, corrección y edición, traducción y revisión de textos. Quiero vivir entre, con y para las palabras.

5 responses to “Una Tarde En El Museo, El Arte De Observar.”

  1. juan pablo rios says :

    la verdad…. excelente punto te vista felicito a linda y alvaro ud sabe muy bn lo q pienso acerca del blog… muchas veces nos dejaremos llevar por la presion que el mundo ejerce sobre nosotros pero porq no? todos podemos salir de esa cotidianidad y este es un claro ejemplo😀

  2. Kevint cantero says :

    El mundo de hoy en día va tan rápido que solo podemos pensar en nosotros mismos sin darnos cuenta el maravilloso mundo a nuestro alrededor oravla zurc muy buen blog un excelente tema

  3. juan diego vera says :

    me llamo demaciado la atencion esta entrada, siempre estamos rodeados de muchas personas y cosas en nuestro dia a dia y pocas son las veces en las que nos percatamos de los pequeños detalles y puede que en ocasiones se vea hasta agradable llegar a este punto de deduccion

  4. Luis f Guisao says :

    Solo he entrado una sola vez al museo, mi contacto con las afueras de ese lugar sucede todos los jueves a la hora de repartir pan con chocolate nos encontranos con dos bellos personajes que se llaman Teresita y consuelo, dos de los personajes que sacan risas a todos los asistentes de esta constumbre. Los invito a que vivan la experiencia de noche

  5. Nelson says :

    Muy bien por Linda Pine y Por Álvaro Cruz:

    Gracias por compartir el deleite de contemplar las facetas de lo humano en ese exuberante escenario, llamado el Parque de Berrío; hay allí tantas cosas fascinantes, tantas expresiones y la abundante diversidad humana es como un caleidoscopio.

    Uno puede allí entrar en contemplación y meditación (a pesar del bullicio y las romerías). Solo basta con ponerse a observar…………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: