Carta de un Indígena Wayúu al presidente Santos.


Hola a todos mis lectores, como siempre tengan una cálida bienvenida a este, su espacio, donde su opinión es el tesoro mas grande.

Hoy les traigo un mensaje que me estremeció en el momento en que lo leí, una noticia desgarradora que avisaba la desgracia para nuestros indígenas, el olvido a su tradición y la perdida de su bienestar.

No es la primera vez que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se promulga con decisiones en contra de la vida y el desarrollo de los pueblos nativos Colombianos, pero esta es una de las veces que lo hace de manera tan enmascarada y encubierta, ya que no es una novedad que estas decisiones de mega-minería se toman a puerta cerrada y que ni las noticias ni los comunicados de prensa las comparten con el pueblo. Ciertamente estamos presenciando un acto en contra del desarrollo de la vida, y estamos viendo una vez más como el dinero, las acciones mercantiles, el prestigio y  el “desarrollo” económico pueden pasar por encima de la dignidad humana y el respeto hacia la naturaleza.

Sin más preámbulos, les dejo la carta de uno de nuestros hermanos nativos, quien  con valentía respeto y mucha firmeza, invitó a un cese de abusos contra los nativos Wayúu, hizo una invitación de paz, prosperidad y diálogo, para poder encontrar una solución integral que los beneficie a ellos y a todos nosotros.

Recuerden compartir y comentar; ya pueden comentar el blog desde su perfil de Facebook o Twitter y pueden recibir todos nuestros artículos por correo electrónico, así que dennos su opinión, es nuestro más grande tesoro. Sigamos firmes y activos, renunciemos a la pasividad  y a la indiferencia; no nos quedemos paralizados viendo como nuestros hermanos indígenas son abusados. No Somos Ciegos Ante Esta Injusticia !.Escrito por Álvaro Cruz

Minería = Miseria

Minería = Miseria

“Pancho, 4 de abril de 2012

Doctor
JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República de Colombia
Bogotá

Respetuoso saludo:
Le escribo desde Pancho, una aldea wayuu con casas de barro y techo de zinc, que se levanta en la margen derecha del río Ranchería, el único río de la Media y Alta Guajira.
Decenas de rancherías circundan Pancho porque los wayuu vivimos diseminados por este desierto que Dios nos dio.
Las gentes por aquí viven de pescar en el río con atarrayas artesanales, aun los niños pescan lizas, bagres, bocachicos, camarón y son nuestro alimento.
Las mujeres recogen cerezas, iguarayas, mamoncillos cotoprix, coas silvestres y las venden por las calles de Riohacha. Un poco más arriba en la vega del río uno consigue aceitunas, jamanar, ciruela jova.
El otoño con sus truenos escandalosos nos avisa de las lluvias y entonces se preparan las huertas para el frijol, la patilla, auyama, maíz. Recoger la cosecha es un gozo indescriptible.
Algunos wayuu tienen rozas permanentes junto al río. Con gran esfuerzo cargan el agua con valdes y riegan mata por mata. Son indígenas de vocación agrícola y gozan de buen alimento en su casa.
Otros wayuu toman barro y con agua del río amasan y forman unos bloques que queman en hornos. Fabrican ladrillos para construcción de viviendas citadinas.
Como en la orilla del río hay espesa vegetación, un grupo corta las ramas de los árboles de trupillo (vuelven a crecer rápido) y hacen carbón de madera. Es una fuente de ingreso porque el carbón se vende en los restaurantes de los arijuna.
Del bosquecillo del río también tomamos la leña para cocinar. Nosotros no tenemos gas domiciliario, ni estufas eléctricas.
Algunos hombres van a la ribera del Ranchería y cazan cangrejos azules. Le sacan las muelas y los vuelven a depositar en sus cuevas. Las muelas se comercian.
La mayoría de los wayuu criamos chivos. Los rebaños numerosos o escasos van al río a tomar agua. Algunos tienen vacas y caballos. Aquí en Pancho miramos pasar las reses y mulas de los indígenas de Chispana y Buenavista.
Nunca dejará de sorprendernos ver acampar cerca del río los grandes rebaños de cabras de los wayuu de la Alta Guajira. Cuando el verano es fuerte arrean su ganado decenas de kilómetros. Se alojan en chozajos improvisados cerca del agua y permanecen allí hasta que disminuye la temporada seca y luego se marchan.
El Ranchería es el único río de los wayuu. La única corriente de agua que atraviesa este territorio ancestral dando vida a nuestra vida.
Al rio vamos a bañarnos. Es una diversión exultante. Allí se encuentran los jóvenes, se enamoran, fundan lazos de amistad. Las mamas lavan ropa y los pequeñitos aprenden a nadar. Existe entre los wayuu una gran colección de juegos en el agua.
Con el barro blando de las orillas las niñas fabrican sus juguetes: muñecas, tacitas, platicos que secan al sol.
Los wayuu no tenemos teatro, salas de cine, rueda de Chicago, montaña rusa, ni parque interactivo, solo tenemos el río Ranchería preñado de mitos, leyendas, relatos y encantos.
Miles de aves cantan en la aurora de la Guajira. Es la música más hermosa del mundo. Los pájaros van al río a saciar su sed, así como los burros, cerdos, monos, zorro chucho, mapuritos y todos los animales que nos acompañan en este viaje por la vida.
El río Ranchería no se seca. Cuando arrecia el verano disminuye su caudal. El mar de leva entra a la corriente y trae como ofrenda pescados del océano para alimentarnos. Entonces subimos un kilómetro rio arriba y allí encontramos agua dulce.
En un libro del Cerrejón titulado: “Resumen del proyecto de expansión para grupos de interés” en su página 60 dice que el cambio climático global (CCG) nos afectaría: “el clima en la Guajira podría tornarse más cálido y seco, con una disminución en la pluviometría de 5-10 por ciento. Los glaciales de la sierra nevada de Santa Marta podrían desaparecer hacia el año 2050 lo que afectaría la disponibilidad de fuentes de agua en la región”.
¿Cómo será la vida del wayuu sin el río Ranchería?
A Pancho llegaron el día 28 de marzo de 2012 funcionarios del Cerrejón e informaron a la comunidad que tienen proyectado desviar el río Ranchería 26 kilómetros a la altura de la mina de carbón.
Advirtieron que el río se va a secar en verano. Pero si nosotros pasamos casi todo el año en verano. Cómo vamos a sufrir esto.
Añadieron que posiblemente construyan un embalse en el río Palomino (Barrancas) para surtirnos en verano. Pero en su libro, en la página 48 escrito está que esta fuente de agua desaparece durante la temporada seca. ¿Cómo nos proveerá un arroyo seco?
Anunciaron que los 500 millones de toneladas de carbón bajo el río generarían regalías. En 30 años de explotación del mineral las regalías a la Guajira le han servido para nada.
Todavía ninguna población del departamento tiene un acueducto eficiente. En Riohacha, la capital, el agua llega en el Barrio Centro tres días a la semana, sin alcanzar subir a las regaderas y en las zonas periféricas, el líquido se recoge solo un día.
Los hospitales permanecen en paro, porque no cancelan los sueldos en meses; y el atraso tecnológico es abrumador. La educación ocupa el último lugar del país. Según una investigación del Banco de la República el 50% de los niños wayuu padecen desnutrición.
Este año el DNP, Dane, Banco Mundial, Cepal informaron que el departamento de la Guajira ostenta el más alto nivel de pobreza e indigencia en Colombia, con un 64%. Veo que las regalías no han ayudado en lo fundamental.
Por qué cambiaríamos nuestro único río por regalías?
Al final de la reunión concluyeron que sería una gran obra de ingeniería y que las cosas seguirían igual. A lo que una jovencita de la comunidad preguntó.
“Si todo permanecerá Igual ¿Por qué nos quieren compensar?
Nuestro transcurrir en la península Guajira gira alrededor del río, el es la gracia y la vida aquí.
Por favor no permita que la empresa extranjera Cerrejón destruya el acuífero que mantiene el Ranchería y seque la única fuente de agua que poseemos.
Si se licencia el traslado y empezamos a padecer los perjuicios, no podremos volver atrás, el daño es irreversible.
Por favor ayude a los wayuu.

VICENTA SIOSI PINO

Wayuu del clan Apshana”

Pequeño Wayúu

Pequeño Wayúu

¿ Y donde está el progreso en todos los pueblos que han tomado la minería como base de progreso?

Sin duda esta no es evidente, y pequeños como estos, un inocente niño Wayúu, quien no es diferente a cualquier otro, ya no podrá bañarse en sus ríos ni construir sus juguetes del barro; ya no podrá caminar libremente ni tomar el agua que quiera, si este proyecto se aprueba. Este niño estará condenado a vivir como un desplazado más, desarraigado de su territorio y de sus costumbres ancestrales. Su libertad y su dignidad se evaporarán, y la tierra en las que sus padres crecieron y que la madre naturaleza le dio, ya no será más ni de él, ni de sus hijos.¿ Donde está el reconocimiento que tienen los Wayúu, nuestros hermanos ancestrales, de ser una de nuestras riquezas culturales, uno de nuestros íconos? Recapaciten y compartan este mensaje, hagan que esto, sea conocido, no mas silencio ante estas torturas. Escrito por Álvaro Cruz

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

About Sangarrafa

Aspirante a Filólogo, amante de las palabras, incrédulo, soñador y delirante.Literatura, mundo e ideas son lo que hoy me impulsan; los libros, la vida, la sociedad, la cultura , el amor y el desencanto me hablan y mi meta es responderles. Aún soy altruista y creo en causas perdidas, me encanta escribir y mi descanso es leer. Me interesan la escritura y creación, corrección y edición, traducción y revisión de textos. Quiero vivir entre, con y para las palabras.

15 responses to “Carta de un Indígena Wayúu al presidente Santos.”

  1. Kathe ♥ says :

    Es vergonzoso ver como nuestro país piensa en un “desarrollo” económico pasando por encima de los derechos de los colombianos.
    COLOMBIA SOMOS TODOS! No solo unos cuantos. Es necesario pensar en el bienestar de nuestra gente, ellos son parte del pueblo y tienen los mismos derechos que nosotros. Ahí va nuestro “futuro”, un mañana donde lo importante será la remuneración económica pero la calidad humana se deja de lado, donde las personas dejarán de ser vistas como seres que piensan, siente y necesitan y pasarán a ser muñequitos de un juego en el cual los únicos ganadores serán las “personas” que nunca han vivido ni vivirán en la situación que la mayoría de los Colombianos viven. ABRAMOS LOS OJOS!
    =)

  2. juan diego vera says :

    es impresionante hasta que punto el sistema capitalista acaba con todo, sin duda este totalitarismo no dejara nada como lo dice el indio wayúu, terminando hasta con la mismísima cultura.¡es decepcionante!

  3. kevint cantero says :

    el indigena no kiere q lo pisoteen mas
    y quiere q el estado lo reconosca
    una opinion de lo mal q esta haciendo el trabajo santos

  4. Sebastian Zapata says :

    Primero que todo, te felicito por este articulo, creo que sobra decir que una ves mas te has lucido con artículos de interés, que demuestras una ves mas como se mueve en mundo en que vivimos.

    *Segundo, es que cabe resaltar que una ves mas el Presidente Juan Manuel Santos ha dado a conocer que no le importa para nada el pueblo indígena de
    Colombia; ¿Sera que no sabe el daño tan grande que hace al intentar montar una mina de carbón? supongo que no, y es de asegurar que la deciision se tomada por un tercero, alguien que le puede decir al “oído” que lo haga, asegurando que esa “inversión” sera para beneficio del país, pero no lo es, porque de seguro es un ingreso para otro país que solo busca la explotación en otros países, y a nuestro país solo se le dará una pequeña porción.
    El pueblo debe de estar unido, unido frente a un dirigente que solo busca destruir nuestra riqueza territorial.

    *La solución no es destruir una cultura indígena de Colombia.

  5. Diego says :

    La mentalidad de nuestro país: aumentar el capitalismo destruyendo habitad.

  6. Cindy says :

    Hola,no se como empezar,este tema me toca profundamente, mi padre trabaja hace mas de 30 años en el Cerrejón,yo todavía no nacía cuando gracias a esa empresa se empezaba a formar mi familia, clase media colombiana,le debo muchas cosas a ellos,no solo económicas también sociales pero fundamentalmente culturales,compañeros de mi papá son indígenas wayuu,de ellos aprendí el respeto hacia las comunidades que vieron crecer a la sociedad, se dan la mano,repito se dan la mano,no son enemigos,trabajan codo a codo cada uno en lo suyo para llevar el bienestar a su hogar.Leo esto y me entristece pensar que ese compañerismo indígena-trabajador esta por romperse,seguramente no por las políticas del Cerrejón porque me consta que desde su génesis es una empresa intrínsecamente vinculada a la protección ecológica,cultural y familiar,se romperá por la política de centralización económica que hay en el ejecutivo colombiano,desde hace décadas la costa sufre el olvido del gobierno,muy cierto es que todavía en grandes ciudades de la costa colombiana existe falta de inversión, en necesidades básicas, ni hablar de los pequeños y hermosos pueblos que rodean la parte norte de nuestro país,muchos todavía con costumbres perdidas ya, en las principales capitales por obsoletas y antiguas.No tenemos quien nos represente,somos mudos para el gobierno nacional y puedo asegurar que si en esos 30 años el producto ganado gracias, no a extranjeros,todo lo contrario,ganado por manos coterraneas en el Cerrejón,se hubiera invertido en infraestructura,educación,salud en esa misma tierra que esta siendo explotada,otro seria el cantar,esta enemistad es culpa del ejecutivo no del Cerrejón,por su desidia al norte Colombiano.Espero que esta problemática se pueda solucionar pacíficamente,son cientos de indígenas y cientos de familias que dependen de una buena respuesta ante tamaño dilema.

  7. Margoth Jaramillo Restrepo. says :

    No podemos cambiar nuestras raìces ètnicas por desarrollo capitalista. Hasta que nuestros dirigentes no respeten nuestros indigenas Colombia seguirà sumida en un profundo atraso y no podrà salir del caos en que se encuentra en estos momentos. Un paìs donde es màs importante la clase dirigente que el mismo pueblo, nunca llegarà a ser un paìs desarrollado.

  8. Emily Suescun says :

    Me Encantó tu Articulo! *-*
    muy conmovedor, deslumbrante!
    me gusto mucho y aun mas por que no sabia a cerca de esto!🙂
    que bueno es ver que personas como tu les interesa difundir cosas trascendentes!!

  9. anonimoindignado says :

    No paro de leer noticias y de sentirme impotente de no poder ayudar de forma efectiva. Gracias por divulgar esta carta.

  10. haroldfer77 says :

    Sí, es una carta que leí hace unos días atrás indigna tanta prioridad elitista de nuestro gobierno… los pueblos debemos escuchar a los indígenas cual niño a su anciano abuelo…

  11. maria varela says :

    por dios asi como piensan en la posibilidades economicas piensen en el daño q nos harian a nosotros los guajiros, el agua es de vital importancia para saciar nuestras necesidades aca e la guajira no contamos con un acueducto q el sr presidente si tiene solo contamos con el rio RANCHERIA q el lora abastecer todo en cada una de las rancheria y municipios q tiene la guajira cuando el agua escasea x q le importa mas un crecimiento economico hasta donde pensara llegar ud presidente x unos pesos mas que a la hora del te de esas regalias no gozamos nada donde est la educacion q debiera de tenr la guajira q hacen con esas regalias al menos el rio nos beneficia y si lo vemos

Trackbacks / Pingbacks

  1. Carta de un Indígena Wayúu al presidente Santos « - 2012/04/11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: