¿Cual es la cuestión?


¿Cual es la cuestión?

Vivimos en tiempos en los cuales las noticias viajan rápido, los desastres se conocen casi instantáneamente y la ayuda o la salvación de otra persona se resumen a ver un programa de televisión que donará a la “beneficencia” y maratones auspiciadas con publicidad que inunda hasta los ojos de un ciego y los oídos de un sordo.
Cuantas veces no nos hemos convencido de que compartiendo una foto, dando un “me gusta”, reenviando un correo, usando un hashtag o TT, viendo un documental, poniéndonos una camiseta, o que simplemente colgando el típico botón de la mochila académica, realmente vamos a cambiar algo, o lograremos los cometidos inicialmente planteados.
No es un secreto y me parece válido, el hecho de saber que las cosas tienen un comienzo, nada es grande y apoteósico o inmenso desde su nacimiento, el árbol empieza como una semilla, ¿pero qué pasa si aquella semilla no se quiere volver árbol aún cuando en el fondo lo anhela?, Esa Es La Cuestión.
En lo personal me considero partidario y defensor de la re-evolución de las cosas pequeñas, que todos alguna vez hemos escuchado, pero a la que cada uno le ha dado su propio enfoque y voluntad de acuerdo a su experiencia. Ahora aquí radica la cuestión, ¿qué hacer con este montón de pequeñas y la vez masivas re-evoluciones?, Mi mayor temor con estas pequeñas e incontrolables -y a la vez explosivas, llamas, llamadas a veces revolucionarias, es que terminen siendo fuego que quema en el vacío, y que por su pereza y su pernicia no sean más que un brillo, y que por más fulgor que tenga, se quede ahí, brillando pero sólo para sí misma, sin iluminar o contagiar otras pequeñas llamas que lo único que necesitan es un poco de calor, o como he visto en la mayoría de los casos: llamas inmensas y contagiosas pero sin dirección o voluntad alguna, que atraen a los fuegos más pequeños y los consumen, pero que no pasan de ser brillantes a la vista y no contagian de calor al corazón.
Personalmente ha sido evidente para mí, por parte de viejos y jóvenes, de liberales  y conservadores, de neo-liberales económicos hasta viejos radicales y rojos, que ante la más mínima contradicción o fallo de pronóstico y deseo, su voluntad se fragua y las limitaciones inundan el más recóndito y distante rincón de su decisión, como si tuvieran miedo al temer y se retiran de la batalla precisamente para no pelear. Qué refrescante es esta frase:

“Si un niño tiene problemas de vista y no puede leer lo escrito en la pizarra ni tomar apuntes, le damos un par de gafas. Si un niño tiene problemas de oído, le damos un aparato auditivo para que pueda comprender. Si un niño tiene un menor número de neuronas de función cognitiva, entonces “el niño es estúpido”, porque no hemos descubierto cómo resolver ese problema” Jacques Fresco.

Re-Evolucionando Pa

Re-Evolucionando Paz


No solo en lo político, este fenómeno se ve reflejado en casi todas las dimensiones de nuestras vidas en nuestra “hermosa y cívica” sociedad actual, donde todo se resume a sistemas estrictos, escritos por teorías evaluadas y re-evaluadas continuamente, que lo único que conservan como rasgo común es el hecho de que siguen beneficiando una y otra vez al mismo tipo de personas, con el mismo y arcaico método y las mismas típicas y revendidas actitudes o aptitudes, que no crítico como malas o ineficaces, sino que más bien me producen indignación al tratar a aquellos que se contraponen con estos modelos, o que simplemente eligieron adaptar su mente a otros. ¿Cuántas veces han tachado a ciertos alumnos de ineptos o renegeados, porque simplemente no pueden o no quieren adaptar un sistema impuesto?  ¿cuántas veces hemos creído por tontos, lentos o retraídos a personas que simplemente tienen distintos dones de expresión de otros tantos que tenemos?.
Si me piden una respuesta a la pregunta inicial de este escrito, es que en parte y desde mi experiencia, la cuestión está en no tener miedo, ni al fracaso, ni a la oposición y muchos menos al éxito o a la aceptación; pero lo anterior conjugado con la receptividad de el sabio, que aprende de sus enemigos y mejora para sus aliados, pero más que aliados y enemigos ve iguales, a los cuales sin importar su razón, cultura, creencia, índole o status, considera parte esencial de su camino. A la final, todos somos uno y uno somos todos. Por ejemplo, el agua que bebemos ha sido parte de todos nuestros ancestros y demás especies animales y vegetales. Inevitable y única esta cuestión.
Para finalizar, los invito a fijarse un poco más  y con detalle, de las pequeñas maravillas de esta vida, cargado con momentos únicos e irrepetibles, que se encargan de enseñarnos cuán únicos, especiales y excepcionales somos.
Un saludo a todos, y recuerden que comentar es agradecer; con cada uno de sus comentarios, sin importar su opinión -siempre y cuando sean respetuosos, no solo yo, sino que más de 1000 lectores diarios, enriquecen su vida y su experiencia letra por letra.
Otros Mundos son posibles. Escrito Por Álvaro Cruz

Sin mas que decir,los invito a seguir mi cuenta en twitter @sangarrafa  y animarlos a mandar sus sugerencias y deseos en este pequeño espacio, para esto pueden escribirme a sangarrafa@gmail.com.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

About Sangarrafa

Aspirante a Filólogo, amante de las palabras, incrédulo, soñador y delirante.Literatura, mundo e ideas son lo que hoy me impulsan; los libros, la vida, la sociedad, la cultura , el amor y el desencanto me hablan y mi meta es responderles. Aún soy altruista y creo en causas perdidas, me encanta escribir y mi descanso es leer. Me interesan la escritura y creación, corrección y edición, traducción y revisión de textos. Quiero vivir entre, con y para las palabras.

2 responses to “¿Cual es la cuestión?”

  1. Shin! says :

    Leer esto me hizo hacer “Ufff!”
    Álvaro, me gusta, me gusta mucho lo que escribes, desde cualquier punto de vista esta clase de cosas te pone a pensar, eh? Cada paso que damos hará la diferencia, pero cada apariencia que nos creemos, cada “símbolo a la libertad” que solo sea visual nos hará una masa inútil que no se mueve ni hace algo por alguien.
    Creo que una frase que es motor en motivación de muchos es “Si no tiene la fuerza para pelear por otros, nunca podrás pelear por ti mismo” Por eso hay unir nuestras fuerzas y levantarnos, hacer algo, creo un cambio PARA TODOS, y no solo dar caras revolucionarias y botones, parches y símbolos “rebeldes”.
    Estuvo buenísimo, gracias por escribir (:

  2. ALEJANDRA B says :

    EXCELENTE!!!! TOTALMENTE DE ACUERDO CON TANTAS “INJUSTICIAS” O CAPRICHOS DE UNA SOCIEDAD TAN CERRADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: