Me gusta Soñar con una Nueva Belleza.


Me gusta soñar con que algún día, habrá una nueva belleza.

Me gusta soñar con que algún día, habrá una nueva belleza.

 

Me gusta Soñar con que un día no valdrán los cuerpos, si no los espíritus, que no valdrán los ojos sino las miradas, y donde no se escucharán más las voces que las palabras….

Muchos dirán que es mucho soñar, que es imposible, que es una utopía; pero para el soñador, la utopía es el gas que lo mueve. Su satisfacción a veces egoísta, pero también altruista, es el ver realizados aquellos sueños por los cuales luchó, se esmeró y vivió. Pero sin más rodeos, no puedo más que pensar en un mundo con una nueva belleza, un mundo no con más sentido, ni mucho menos más real, sino un mundo con muchos más sentidos e infinitas realidades.

Me gusta soñar con un mundo donde no se juzguen los libros por su portada, y donde solo se juzgarán después de haber pasado su última página. Un mundo con una nueva belleza parecerá distante, pero en mi opinión, mi ínfima y mínima opinión, pienso que es solo cuestión del pensar, y si bien se sabe que la belleza obedece al subjetivo, y que este término o idea que llamamos belleza no es absoluto y que varía de persona en persona, no es un secreto para nadie que lo que hoy llamamos belleza, es un bien que favorece a pocos y que lastima a muchos.

En nuestro desarrollo manejado por apariencias, donde quienes triunfan son aquellos hombres esbeltos y fuertes, y donde quienes se escuchan y se admiran son aquellas mujeres delgadas y en ocasiones exhibicionistas, es duro reconocerse a si mismo, es difícil re-descubrir nuestra belleza y mirarnos a un espejo y saber quienes somos. Ay de la mayoría de nosotros, que nos hemos visto al espejo y proyectado siempre una imagen de alguien más, de un héroe, una admiración y un deseo. Me pregunto muchas veces cuando me atreveré, y nos atreveremos a ser nosotros mismos. Sería maravilloso levantarse una mañana y decir: “es una excelente día para ser yo mismo”, y si lo anterior suena tonto, es más que un reto arduo y en ocasiones doloroso.

Los hombres pasamos una vida entera buscando la mujer perfecta, quien no engorda, no tiene opiniones ni cambia su estado de ánimo, insaciable sexualmente y siempre disponible, que comparta nuestras afinidades, y que nunca se nos oponga, ojalá con una gran cuerpo y que aún después  de tener hijos, no engorde. Mientras las mujeres siempre buscan hombres sin vida propia que solo estén para ellas y que no se fijen nunca en nadie más, que vivan para alabarlas y admirarlas solo a ellas, y que su tiempo y su eje gire solo a su alrededor. Pero no se sí lastimosamente o por fortuna, todas estas ideas y estos anhelos chocan, no con una barrera sino con una cascada inmensa y hermosa, a veces llamada Realidad. En verdad somos los únicos culpables de nuestros actos y pensamientos, pero ¿Quienes serán nuestros cómplices? ¿De donde habrán nacido estas ideas y estos anhelos? Creo que son preguntas que pueden responderse por si solas.

¿Porqué no puedo ser hermosa? Muy gorda, muy grande, muy pequeñas,  muy rígida, pocas curvas.

¿Porqué no puedo ser hermosa?
Muy gorda, muy grande, muy pequeñas, muy rígida, pocas curvas.

Esta “belleza” que se pregona hoy resulta perjudicial para la mayoría de las personas. Es increíble como afecta esta falsa belleza la mayoría de los ámbitos de nuestras vidas desde lo personal, hasta lo social, e incluso -y creo yo que preocupantemente- lo físico. Se nos va la vida queriendo ser personas con otras vidas, me explico mejor, nos pasamos copiando vidas y queriendo vivir vidas ajenas, copiar nuevos looks, nuevos estilos y nuevas maneras, pero ¿A dónde van las nuestras? ¿Dónde quedamos nosotros?

En los anuncios, las películas, la publicidad y demás herramientas de consumo siempre nos enseñan algo bueno y algo malo, siempre polarizando y dividiendo, siendo lo anterior no más que una barbarie, donde no damos la oportunidad a la otra parte de demostrar cuán valioso es, y luego nos mienten diciendo: “Lo que vale es lo que hay por dentro”, pero nadie conoce lo que hay por dentro sino les gusta lo de afuera. Y restan muchas más cosas que decir, cuando por belleza montones de empresas extranjeras explotan sus campañas publicitarias para crear necesidades e infelicidades en la mayoría, para usar tal zapato, tal chaqueta o exhibir tal marca; pero otra cosa incluso más alarmante, es que no sabemos de donde vienen las cosas que consumimos, ni de donde sacan aquellas gigantescas empresas, la mano de obra para suplir nuestras vanidades, pero es muy difícil obtener respuestas, cuando estas son una amenaza legal, al tener en su interior las marcas de la injusticia, el dolor y la pobreza.

180

Habría que preguntar en China, si les gustan tantos los nikes, o preguntar en Taiwan, si les encantan los iphones y los androids, o tal vez preguntar a los africanos si les encanta tanto el cacao de nestlé…… Y así podríamos seguir por mucho más, pero mi finalidad no es esta, lo único que espero y a lo que aspiro, es que algún día -ojalá no muy lejano- podamos todos mirarnos al rostro y no sentir vergüenza, ni repulsa, y que al fin aceptemos cuan bellos somos por el mero hecho de existir, y cuan bellos podemos llegar a ser con los actos del vivir.

Me gusta soñar con que pronto, muy pronto, todos podamos ser hermosos, no iguales, no mejores, ni peores, SOLO QUE PODAMOS SER. Escrito Por: Álvaro Cruz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recuerda compartir nuestro artículo y nuestra web en tus redes sociales, así nos ayudarás a crecer y a llegar cada vez a más lectores. Gracias.

Comentar es agradecer, y es Gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About Sangarrafa

Aspirante a Filólogo, amante de las palabras, incrédulo, soñador y delirante.Literatura, mundo e ideas son lo que hoy me impulsan; los libros, la vida, la sociedad, la cultura , el amor y el desencanto me hablan y mi meta es responderles. Aún soy altruista y creo en causas perdidas, me encanta escribir y mi descanso es leer. Me interesan la escritura y creación, corrección y edición, traducción y revisión de textos. Quiero vivir entre, con y para las palabras.

2 responses to “Me gusta Soñar con una Nueva Belleza.”

  1. Luis f Guisao says :

    Anotese muchos puntos !

  2. SM 02 says :

    Cambiar la perspectiva de belleza de cada una de las personas llega con el tiempo y la madurez; es necesario que cada uno de nosotros crezca para no dejarse llevar ni sentirse atrapado por esos extraños prototipos que salen en tv o que promocionan en las calles.
    La belleza no se hace con el cuerpo, se hace con la autoestima y el carisma, las ganas que le demostremos a la vida por salir adelante sintiéndonos orgullosos por lo que somos y lo que valemos eso es lo más importante.
    PDT: Como sugerencia puedes corregir: en el párrafo 3 línea 9 el “una” y en el párrafo 4 línea 8 el “no sé”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: